Autoconsumos

El autoconsumo eléctrico consiste en la producción individual de energía eléctrica para el consumo propio mediante energía solar fotovoltaica.

El consumidor produce la electricidad que se consume en su negocio o vivienda. Para conseguir este autoconsumo energético se instalan paneles fotovoltaicos, y cuenta con unas baterías donde se almacena el exceso de energía producida durante el día para que la vivienda pueda hacer uso de la misma durante la noche.

 

Ventajas

  • Supone un ahorro energético y económico para el consumidor
  • Control de la propia gestión energética
  • Contribuye a la descarbonización de la energía y a mejorar la calidad del aire
  • Recurso inagotable y sin coste
  • Larga durabilidad
  • Sostenibilidad y medio ambiente